Blogia
ámsterdam del alma

el jordaan

Llama la atención el rico olor a arroz según lo preparan en Oriente. Me acerqué hoy a mi viejo barrio, el Jordaan, y entré en Kan Wah - 2e Anjelierdwarstraat 18 - para llevarme un nasi. Hace mucho yo iba al chino neoyorkinesco de al lado, en la esquina, pero un día me engañó en el precio la tonta de la dueña, después de tanto hacerle gasto, y la mandé al carajo. Descubrí además que el Kan Wah es mucho mejor. (Aunque lo mejor es ‘Amigo', en Rozengracht, con platos de Surinam y China). En una mesa del Kan Wah había dos niñitos chinos medio sobrinos de visita haciendo dibujitos. Hablando holandés. Y me acordé de que en ese mismo restaurante, hace exactamente 2 años, la semana en que mataron al calvo de la Lista que lleva su nombre - el snob y temerario héroe de la nueva derecha de estos lares - esa semana digo, una amsterdamesa de aspecto educado se molestó muchísimo porque había dos chinos hablando pues chino, y yo leyendo un diario en español. Y habló para sus afueras, mirándonos: "Ya, claro, ahora sólo los holandeses vamos a hablar holandés, no?" Por supuesto todos seguimos a lo nuestro después de los breves instantes de silencio que provocó el sonoro exabrupto.
No es morbo. Estoy de acuerdo en que no hay que levantar mucho polvo de algunas cosas, y que mejor dejarlas estar, y que a algunas personas mejor ni mentarlas. Pero es que me acordé.

Te meten cada cosa por lo ojos, oye: en un buzón del Jordaan, de cuyo número no quiero acordarme, se encontró un folleto de la tienda de electrodomésticos kijkshop.nl, con la desafortunada caricatura, amorosamente intencionada, del jefe de los laboristas (nominales), Wouter Bos. Le han dibujado un cuerpo de infante, y tiene un paquete en las manos, supuestamente para su mamá, tan grande como su cuerpo. El eslogan, traducido: "Sin vendedor, Wouterín compra mejor". [La tienda se caracteriza por tener vitrinas con artículos numerados, que tú apuntas en el ticket de compra y luego pides al almacenero]. Pero oye, será posible? Esto sí es morbo. Qué mal gusto. Cómo se habrá llegado a semejante estupidez? Seguramente uno de los empleados, ocioso, mostró su dibujito al encargado de sección y fue felicitado. En reunión luego los jefes, secos de ideas, se dijeron: "Chicos, el dibujito del dibujanto no está mal. Este político está de moda, es todo un dandy, menuda imagen. Las miradas de todos se pegarán a nuestro folleto. Sobre todo las de las mujeres, que son las que más compran electrodomésticos." Será?

8 comentarios

Merche -

Tolerantes quieren parecer; y los más inteligentes, y todo lo mejor. Se molestan si alguna otra cultura les hace sombra. Así que me pregunto yo qué tipo de tolerancia sería esta, tan relativa.

luis -

Donde trabajen sin carta, Anónimo? Eso en los pueblos de montaña, y este país es plano. El que más o el que menos tiene un primo que se las da de diseñador.
En cuántas lenguas la carta? En una, el holandés, si el restaurante es popuular holandés u holandés fino (aunque...); en dos idiomas (holandés e inglés) si está ubicado en cruce de turistas; en 4 idiomas si está en puro Damstraat. En 3 si no sabes lenguas y eres hispano.

Anónimo -

Wouter Bos dijo que las clases medias no quieren seguir pagando la seguridad social. Lo dijo para justificar una medida que vienen preparando los nazis: sacar a los extranjeros de la seguridad social. ¿Por qué? Porque, dice, un 14% de la población extranjera vive de subvenciones, mientras que sólo un 2% de los holandeses lo hace. Esas estadísticas me parecen muy sospechosas. Con holandeses querrá decir: ¿los que tienen pasaporte holandés? ¿O los nacidos aquí? ¿Comparó por ejemplo qué porcentaje de extranjeros están en el paro? Mucho más que 14%. Misterio.
Además, la seguridad social no es un regalo. Cuando tú trabajas aquí vas cotizando como todo el mundo y pagas tu parte al fondo de seguridad. Y es bastante. (Por ejemplo, de un salario bruto de 2 mil euros, al menos 600 se van en estas prestaciones). Si nunca dejaras de trabajar, no usarías nunca esos fondos (que son también tuyos). Y si pierdes tu trabajo, has cotizado para ese período.

Anónimo -

Así, cuando Bos propone eso, lo que está proponiendo es simplemente despojar de esos derechos contractuales a los extranjeros en función de su nacionalidad u origen, no en razón de algún incumplimiento. A los holandeses que tampoco encuentran trabajo no se les castigará sin embargo dejándoles sin medios de vida.
¿Será tan nazi? Difícil elegir: ¿son mejores los nazis de la oposición que los nazis del gobierno?
A mí, lo que más me molesta, es que los extranjeros aquí no aparecemos ni en los créditos de las películas, como si no tuviéramos ni carpinteros en nuestras comunidades. En cambio, mira los créditos de las películas norteamericanas: ¡estamos en todas partes! ¡Hasta en roles protagónicos!

Fri -

Mi hermana, que lleva viviendo en A'dam unos quince años y está holandesada me contaba que a ella la confunden con holandesa porque tiene los ojos y la piel muy clara. Y muchas veces la gente (esta gente tan educada, tolerante y políticamente correcta) le ha hecho comentarios racistas refiriéndose a personas extranjeras. Ella responde "yo también soy extranjera", y se quedan muy cortados.

Sin embargo, la imagen que dan en los otros países es la de ser muy muy tolerantes.

Anónimo -

¿Conoces algún restaurante donde trabajen sin carta?

raquel -

Listada ;)

anónimo número 1 -

Ya antes salió en un folleto publicitario el primer ministro. Quizás era de la misma tienda. Según recuerdo, iba el ministro de bebetón. Leí un titular que decía que el ministro lo había encontrado de mal gusto. La campaña era ajena a su voluntad. Seguro que sigue el alcalde, o el concejal moro.